O Tempo Passa? Não Passa (¿El tiempo pasa? No pasa)

Poema de Carlos Drummond de Andrade (Traducción Español)

¿El tiempo pasa? No pasa

Al abismo del corazón.

En el interior, la gracia del amor perdura,

floreciendo en canción.

El tiempo nos acerca cada vez más,

nos reduce a un solo verso

y una rima de manos y ojos, en la luz.

No hay tiempo consumido

ni tiempo a economizar.

El tiempo está todo vestido de amor

y tiempo de amar.

Mi tiempo y el tuyo, amad@,

trascienden cualquier medida.

Aparte del amor, no hay nada,

amar es el jugo de la vida.

Son mitos del calendario

tanto el ayer como el ahora,

y tu cumpleaños es

un nacimiento todo el tiempo.

Y nuestro amor, que surgió del tiempo,

no tiene edad, porque solo el que ama

ha escuchado el llamado de la eternidad.

Carlos Drummond de Andrade.

Anuncios

Nadie ama amándose a uno mismo primero (Blueberry)

Encontré este post en el blog de Blueberry y me gustó para compartirlo porque nos presenta una visión muy interesante:

Hace tiempo que la edad y las creencias me enseñaron que, para amar, hay que amarnos a nosotros mismos primero. Sonaba lógico, todos lo decían y para ser sincera, parecía tener sentido, ¿no?

Pero, con el paso de los años, aquella idea quedó tan superficial como simplista. Sí, sonaba poético, romántico, motivador… e increíblemente reduccionista, perfectamente característico de una sociedad que tiende a la satisfacción inmediata narcisista e individualizada. 

¿Cómo es posible aprender el amor en soledad? Simple: no es posible. 

Hace tiempo ya se hablaba de las repercusiones del “apego”, de lo peligroso que es la dependencia y que por ello teníamos que ser independientes y libres, desapegarnos y vivir sin ataduras. Para ello, debíamos de regresar a nosotros mismos, y aprender. amarnos a nosotros mismos en total soledad.Creemos intensamente que tenemos que amarnos a nosotros mismos, tenemos que tener un autoestima elevado y un gran sentido de autonomía e independencia para así, solo así, poder amar a otra persona.

Pero olvidamos que nuestra primera experiencia de amor, de todos nosotros, se forma en compañía. Siempre. Exactamente igual al sentido de autonomía y autoestima que solo se puede dar en el contexto de una relación.

El primer vínculo emocional y de amor de todos los seres humanos, es nuestra madre o padre (o el cuidador principal). Solo a través de esa conexión y ese vínculo íntimo y emocional, generamos un concepto de validez de nosotros mismos, o bien, autoestima. (“Si recibo amor y protección de mi figura materna, es porque soy una persona ‘digna’ de afecto” “Si yo no recibo amor de mi cuidador principal, es porque no valgo lo suficiente para recibir afecto”).

En la medida en que recibimos afecto y protección de una figura durante los primeros años de vida, nuestro sentido de valía, o autoestima, se va conformando. Cuando hay un sentido de autoestima, el amor propio se da como condición inmediata. 

No se trata de “aprender a amarme a mí mismo primero para amar a otra persona”, porque para amarme a mí mismo necesito la experiencia previa de “saber estar” junto con alguien más. Aquello no será algo que se construya en soledad y por sí misma. Al final… hasta la terapia psicológica se da en el contexto de una relación terapéutica, ¿no?

Así, entre mayor seguridad sintamos con alguien, entre mayor la certeza de que hay alguien para nosotros, para esos momentos tanto positivos como negativos; más nos podemos alejar para ser independientes. Al final del día, si algo sale mal, está la certeza de que habrá alguien ahí para sostenernos.

Al final, la sociedad infunde un miedo e incluso un estigma a la dependencia de otras personas, sin mencionar que la “dependencia Sana“* es necesaria, un apego seguro. Entre más cercanos y en sintonía nos sentimos con alguien, entre más seguros nos sentimos en un vínculo; más independientes somos y más nos podemos separar de alguien para poder ser nosotros mismos.

Al final el tiempo, las experiencias, lecturas y personas me enseñaron que, no estamos aquí para estar solos. Estamos aquí para ir en compañía porque solo así, llegamos más lejos.

Blueberry

La Pareja Consciente (Nazareno Amir)

De lo que aprendí de la vida: Una pareja “sana”, una relación de amor consciente, es una decisión consensuada de colaboración mutua entre dos personas en constante proceso de “maduración”, que se disponen a acompañarse en su propia evolución y en la del vínculo que eligieron construir mutuamente.

Al ser conscientes, siempre es entre dos personas, es decir sin participación de opiniones o criterios ajenos a la pareja, porque el compromiso del proceso es entre ambos.

Los vínculos de pareja son “maestrias” si sabemos interpretar lo que nos espeja para evolucionar.

Es un proceso de maduración el dejar el hogar de orígen para formar un nuevo “hogar”, una nueva relación ahora entre dos personas, conscientes de lo enriquecedor de construir/se juntos. Por esto la relación evoluciona entanto las partes pueden mantener el foco en la evolución personal y la de la pareja, sin participación de opiniones o mandatos ajenos al vínculo.

💗🙏💗
Nazareno Amir

https://www.facebook.com/EncuentroDeAlmas/